Saltar al contenido

Esmaltes cer√°micos: tipos y recetas

esmaltes para cer√°mica

Tras haber creado tu pieza en el torno alfarero, solo te queda esmaltarla. El esmaltado es una de las posibles formas de acabado de la cerámica y, al contrario de lo que se suele pensar, no es un proceso difícil, pero sí requiere unos conocimientos previos. Por eso, con esta guía de esmaltes cerámicos conocerás los distintos tipos de esmaltes y te vamos a dar unos consejos básicos para que tu obra de arcilla quede espectacular.

Antes de comenzar, ¬Ņqu√© es un esmalte para cer√°mica y para qu√© se utiliza?

La Real Academia de la Lengua Espa√Īola (RAE) define en su primera acepci√≥n el esmalte como un ‚Äúbarniz v√≠treo que por medio de la fusi√≥n se adhiere a la porcelana, loza, metales y otras sustancias elaboradas‚ÄĚ.

Esta definición sirve como primera aproximación, pero es necesario ampliarla y, para no abrumarte con complejas definiciones, vamos a explicártelo como el compuesto formado por materiales fundentes que se aplica sobre una pieza antes de ponerse en el horno. Al llegar a su punto óptimo de cocción, es necesario bajar la temperatura para que el esmalte no se convierta en fluido y se adhiera bien a la superficie formando una especie de capa cristalizada con todas las propiedades estéticas que la caracterizan.

recetas para esmaltar

El proceso de esmaltado ‚Äďconocido como barnizado, vidriado, ba√Īado, cubierta, recubrimiento o embellecimiento‚Äď puede realizarse mezclando t√ļ mismo los distintos elementos o compr√°ndolo ya hecho para aplicar directamente a la pieza (en polvo o en suspensi√≥n), que es lo m√°s com√ļn en los talleres y cursos de alfarer√≠a.

Principalmente, la funci√≥n de un esmalte es embellecer la pieza, es decir, dotarla de mayor belleza est√©tica, aunque tambi√©n impermeabilizarla para m√ļltiples usos como el culinario y tambi√©n hacerla m√°s resistente y durable en el tiempo. Esto se consigue gracias a la s√≠lice, que al ser absorbida por la obra art√≠stica forma silicatos, confiri√©ndole las propiedades indicadas.

Pero no todas las creaciones en barro o arcilla deben esmaltarse, pues a veces se requiere aprovechar la porosidad del material, que es una de sus principales características. Este sería el caso de los botijos o los cántaros de agua.

Nuestra mejor recomendaci√≥n si quieres entrar en el mundo del esmaltado es que practiques y pruebes diferentes t√©cnicas, porque no hay mejor forma de aprender que experimentando, el llamado ‚Äúensayo-error‚ÄĚ.

Ni engobe ni frita: es cuestión de diferencias…

El esmaltado de la cer√°mica no se debe equivocar con el de la frita o fritta, pues, en este √ļltimo, los materiales son llevados por encima de los 1450¬ļC para luego mezclarlos con agua y cristalizarlos, obteniendo as√≠ un compuesto m√°s manejable y otorgando unas propiedades a la pieza similares a las de un esmalte. De hecho, la frita no es t√©cnicamente un esmalte.

Tampoco debes confundir el esmalte con el engobe cer√°mico, ya que este √ļltimo se consigue mediante una mezcla de arcillas que se colorean para obtener una amplia variedad de colores, texturas y vol√ļmenes. Es el recurso m√°s utilizado en la cer√°mica con ni√Īos; sin embargo, no se suele utilizar para el proceso de acabado final de una pieza porque otorga color mate. Si quieres comprar engobe en polvo o en suspensi√≥n, mira estas ofertas.

botz de líquido de engoben, 200 ml, Turquesa
  • Atenci√≥n: este art√≠culo no es aconsejable para ni√Īos menores de 6¬†a√Īos utilizar bajo vigilancia de un adulto.

Clasificación de los distintos tipos de esmaltes

Es muy difícil clasificar los esmaltes de forma sistémica, por eso, te hemos hecho un breve listado atendiendo a los criterios más utilizados por los expertos alfareros:

Seg√ļn las caracter√≠sticas est√©ticas del esmalte

Esmaltes transparentes

Su principal caracter√≠stica es que permiten ver el soporte sobre el que se aplica. Pueden ser incoloros o con un peque√Īo tono de color si poseen colorantes o alg√ļn tipo de √≥xido met√°lico como el manganeso, el cromo, el n√≠quel o el cobalto.

En este sentido, juega un papel importante la temperatura, los materiales de la mezcla y el color del propio barro, porque si trabajas con arcilla roja o negra ser√° complicado lograr un alto grado de transparencia.

Esmaltes opacos

Incorporan elementos como √≥xido de esta√Īo u √≥xido de zirconio que, al exponerse a altas temperaturas, impiden el paso de la luz, logrando el efecto contrario que tienen los esmaltes transparentes.

Pueden ser brillantes o mates y blancos o coloreados, evidentemente esta cuestión dependerá de los materiales que intervengan y de la temperatura de cocción. En este caso, la tonalidad del barro tiene poca influencia, por eso es el esmalte adecuado en arcillas oscuras.

esmalte opaco

Esmaltes semis o intermedios

Un esmaltado intermedio se consigue mediante peque√Īas adiciones de materias en su justa proporci√≥n, considerando lo indicado en los dos casos anteriores. El efecto creado en las piezas de cer√°mica es muy est√©tico dado que sirve para resaltar las texturas y crear contrastes.

Seg√ļn la temperatura de cocci√≥n del esmalte

Esmalte cer√°mico de baja temperatura (950-1050¬ļC)

Para obtener este tipo de esmalte en cualquiera de sus formas ‚Äďmate, transparente, brillo‚Ķ‚Äď se requiere el uso de boro o plomo. Adem√°s, es muy com√ļn utilizar fritas.

Alta temperatura (1200-1300¬ļC), esmalte de gres o porcelana

Es la usada para gres o porcelana y puede obtenerse en brillo, en mate y en diferentes colores. Puedes utilizar una gran variedad de materiales fundentes como sodio, potasio, magnesio, zinc, bario o litio.

Lo √ļnico que debes de tener claro es que puedes aplicar un esmalte de baja temperatura a una pieza de gres o porcelana siempre que lo realices a los grados de cocci√≥n del esmalte; sin embargo, al contrario no ser√° posible, debido a que el barro de baja temperatura se derretir√≠a y deformar√≠a con un esmalte de alta temperatura.

Seg√ļn la composici√≥n o fundente usado en el esmalte

Esmaltes alcalinos o alcalino-térreos

Los fundentes principales son el potasio y el sodio, aunque tambi√©n puede hacerse con litio, que es algo m√°s caro; y con otros como el rubidio, el cesio o el francio, aunque es poco probable debido a las caracter√≠sticas de estos √ļltimos elementos.

Son muy livianos, tienden a agrietarse y a aclarar los óxidos. Por eso, es el tipo de esmalte ideal para fabricar esmaltes blancos y para el interior de piezas utilitarias.

Esmaltes de plomo o pl√ļmbicos

El plomo es el fundente más importante y con más larga trayectoria en la industria cerámica. Fue muy utilizado en un tiempo pasado por, entre otras características, saturarse de manera correcta con óxidos colorantes.

No es apto para utensilios culinarios y, actualmente, est√° limitado al uso industrial.

Esmaltes bóricos o borácicos

Como su propio nombre indica, el fundente principal es el boro (ácido bórico).

Su uso está muy extendido y se considera uno de los mejores esmaltes; tanto es así que se utiliza como base para otros tipos de esmaltado, porque es muy activo a bajas temperaturas, tiene baja expansión térmica, forma brillo y reduce la viscosidad.

Esmaltes de tipo intermedio

Es una mezcla de los anteriores. Así las combinaciones posibles son:

  • Plumb√≠fero-b√≥rico.
  • Alcalino-b√≥rico.
  • Alcalino-plumb√≠fero.
  • Alicalino-b√≥rico-plumb√≠fero.

Seg√ļn el sistema de cocci√≥n y efectos superficiales

Esmaltes Rak√ļ

esmalte de raku

La cer√°mica Rak√ļ hace referencia tanto a la t√©cnica como al tipo de alfarer√≠a tradicional japonesa utilizada b√°sicamente para la creaci√≥n de utensilios para la ceremonia del t√©.

Los esmaltes para Rak√ļ suelen presentarse en polvo y son un tipo de acabado de aplicaci√≥n directa para la decoraci√≥n de la pieza.

Esmaltes craquelados o cuarteados

esmalte cuarteado

Presentan en la superficie unas grietas finas ocasionadas por los distintos coeficientes de dilatación de los materiales superficiales. Así, forman una especie de red con apariencia externa generalmente opaca.

Dadas sus caracter√≠sticas y que contienen plomo no son aptos para objetos relacionados con la alimentaci√≥n, pero s√≠ est√°n indicados para pastas blancas destinadas a cer√°mica decorativa y a su empleo en la t√©cnica del Rak√ļ.

Esmaltes con efecto cristalizado

Es un tipo de esmalte que simula la aparición en la superficie de cristales, lo cual otorga un efecto estético muy bello.

Viene determinado por la superposición de esmaltes, es decir, en un primer momento suelen utilizarse los de tipo reactivo que, tras su mezcla con un segundo y dados en dos capas diferentes, ofrecen un resultado totalmente diferente sin necesidad de tener que usar esmaltes especiales o cristales.

esmalte cristalizado

Esmaltes con cenizas y feldespato

Son una mezcla de tres compuestos: feldespato, cenizas ‚Äďgeneralmente de eucalipto tamizada‚Äď y arcilla blanca o roja.

Normalmente, se usan los tres elementos a partes iguales y, a partir de dicho testeado, se modifica la f√≥rmula para adecuarla al aspecto cer√°mico que queramos darle, puesto que, al igual que ocurre con otros materiales, seg√ļn la proporci√≥n que incorpores, el esmalte obtendr√° diferentes matices en color oscuro y algo de textura.

Esmaltes salinos

Sus posibilidades son m√ļltiples. Es una t√©cnica que a√Īade como fundente cloruro de sodio, es decir, sal com√ļn, el cual reacciona en el horno caliente con la s√≠lice de la arcilla y crea un acabado v√≠treo y algo rugoso.

Aunque este tipo de esmalte es conocido, no es muy frecuente incluirlo en las obras cerámicas dado que requiere de un horno especial para su fabricación, pues la sal es corrosiva.

esmalte con sal

Esmaltes de aventurina o venturina

Su nombre procede de su parecido con la roca aventurina. Presenta miles de peque√Īas cristalizaciones a modo de espejo suspendidas en un vidriado transparente. La est√©tica de las piezas de aventurina es alt√≠sima, ya que, al observarlas a la luz, es posible ver much√≠simos destellos multicolores favorecidos por los √≥xidos colorantes del cobre, el cromo y el cobalto.

Este esmalte puede conseguirse con cocción a bajas temperaturas usándose óxido de hierro calcinado e incluso limaduras de hierro.

Otras formas de clasificar los esmaltes cer√°micos

Las que te hemos mostrado son solo algunas de las principales. A título informativo queremos que sepas que existirían otras maneras de clasificar los esmaltes, como por ejemplo:

  • Seg√ļn el tratamiento previo, distingui√©ndose as√≠ entre crudos y fritados.
  • Seg√ļn el tipo de soporte cer√°mico, es decir, esmaltes para may√≥lica, loza, gres o porcelana; entre otras.

Técnicas, fórmulas y recetas para hacer esmaltes para cerámica

Explicar c√≥mo hacer esmaltes es algo complejo porque las f√≥rmulas y recetas son infinitas. Si vas a realizarlo t√ļ mismo debes tener presente los cinco pasos a seguir: c√°lculo, dosificaci√≥n, fusi√≥n de las materias o vitrificaci√≥n de las sustancias solubles, molienda y mezcla final.

Si por el contrario prefieres comprar el esmalte ya hecho, encontrar√°s dos tipos de formato principalmente:

Esmalte en polvo

Las proporciones est√°n especificadas en el producto, pero generalmente requieren un 40-50% agua. T√ļ solo tienes que mezclarlo para aplicarlo directamente.

Esmaltes en suspensión o líquido

Admiten un rango de temperatura amplio, son fáciles de aplicar y pueden encontrarse en todos los acabados posibles (brillantes, mates, transparentes…).

Ten en cuenta que, para esmaltar cualquier pella de arcilla, necesitarás una serie de utensilios básicos (recipientes, espátula, batidor, mascarilla y guantes), pero también otros específicos, que variarán dependiendo del modo que utilices:

Esmaltado por inmersión

Es una de las aplicaciones m√°s utilizadas para la cer√°mica monocolor. Consiste en sumergir toda la pieza en un barre√Īo lleno de esmalte para cubrir todas las zonas mientras se sujeta con unas pinzas especiales.

Esmaltado con pincel

Es ideal para piezas que vayan a contener varios colores, puesto que cada pincelada ser√° √ļnica. Solo tienes que echar el esmalte en un recipiente y usar un pincel de pelo suave para una mejor aplicaci√≥n.

Esmaltado por vertido o ba√Īo

es el m√°s frecuente en superficies planas como platos, baldosas o macetas. Se realiza siempre sobre un recipiente y con ayuda de una jarra se va vertiendo el esmalte mientras mueves la pieza para que quede bien cubierta.

Esmaltado con aerógrafo

Se realiza con una pistola, a unos 30 centímetros de distancia de la pieza, de forma ascendente y descendente. Por seguridad, es importante que cuentes con una cabina de esmaltado bien ventilada y extractor.